La Buena Suerte

Alguna vez te ha pasado que tienes en mente un proyecto, una idea o simplemente se te ocurrió algo y de pronto te das cuenta que todos hablan de él o lo están comprando. Un ejemplo:

En tu ciudad no ves muchos Mercedes Benz, y por un poco de suerte obtuviste un dinero extra a la par que rompiste la alcancía con todos tus ahorros y decides comprarte aquel tan ansiado Mercedes Benz que desde hace un tiempo daba vueltas en tu cabeza y que casi nadie lo tiene en tu ciudad. Antes de comprarte buscas información, revisas internet, miras revistas de coches preguntas a los que saben de él y todo eso. Estas con la idea de comprarte el auto, y de pronto ves uno, dos, tres, cuatro coches por la calle. Durante días te vas dando cuenta que hay varias personas que tienen ese mismo auto, doblas a la esquina y un coche de color rojo, sigues dos cuadras más y uno de color blanco, a lo lejos ves otro más y te preguntas LA BUENA SUERTE¿Qué paso? ¿Justo cuando yo quiero comprarme este auto, todo el mundo conspiro para comprarse uno también?

Otro ejemplo es: decides comprarte un departamento y te das cuenta que en una zona exclusiva está a un buen precio. Una vez que lo compras te das cuenta que hay cientos de departamentos a mejores precios del que compraste. Y te vuelves a hacer la pregunta ¿Qué paso?

 

Ahora te explico lo que paso..

 

Sucede que mientras más involucrado estabas en algo, más atención prestabas a lo que rodeaba tu pensamiento. Con el ejemplo del auto: en tu ciudad siempre hubo la cantidad de coches en esa marca, solo que tu no prestabas atención porque tu pensamiento estaba en otra cosa. Ya cuando  deseaste comprar esa marca, tu atención estaba en ella y eras más susceptible a ver u oír sobre esa marca de coche. En otras palabras, cuando tu mente está enfocada en algo, eres más consciente de lo que ocurre y pasa alrededor de esa idea u objeto.

 

Cuando uno habla de suerte, habla de cosas al azar, de cosas que pueden o no pueden pasarte. No piensas en ello, simplemente pasa y listo se acabó. Si ganaste una lotería, simplemente tuviste suerte, no hiciste nada para obtenerlo más que comprar el ticket.

 

Alex Rovira Celma habla de la Buena Suerte en su libro del mismo nombre, según él: La Buena suerte es la que nosotros mismos creamos, la que no llega al azar sino que la construimos sobre cimientos de nuestro propio esfuerzo. Como dice Isaac Asimov “la suerte favorece solo a la mente preparada”. Solo favorece a los que crean las circunstancias para tener éxito.

 

Cuando hablas de fracaso y te sientes fracasado el destino hace que todo lo que tus ojos vean sea fracaso, que todo lo que tu oídos escuchen sea de fracaso y la gente que te rodea sea fracasada.

 

Cuando hablas de éxito, de emprendimiento y de triunfo, no sé de dónde pero aparecen personas que comparten lo mismo que tú. Gente positiva, personas con ganas de triunfar, seres humanos que comparten buenas ideas, pensamientos de grandeza y de desarrollo. En esos momentos te pones a pensar y dices: “que buena suerte la mía”. A tu alrededor solo escuchas de éxitos, de negocios grandes, te vuelves visionario. Estas auto motivado. Crees que eres Superman con un olfato para los negocios, con una súper visión, ya que ves donde otros no ven. Tienes un súper oído ya que por donde vayas escuchas hablar de negocios y esas cosas. Tú mismo has creado las circunstancias.

 

Seguro piensas: “Claro Luis tú dices eso porque ya tienes tus negocios en internet, ganas cientos de dólares al mes. Simplemente tuviste suerte”

 

Antes no tenía idea que se podía ganar dinero por internet, como un sin número de veces he dicho. Antes para mi internet era, chat, correo, ver noticias.

 la-buena-suerte

Lo que tengo ahora, fue gracias a que yo mismo cree mi BUENA SUERTE, cree mi circunstancia, construí mis propias oportunidades. Cuando empecé no tenía ni idea de lo que hacía. Busque información una vez encontrada pague por esa información. Aprendí sobre los negocios online. Mientras iba leyendo y aprendiendo. Empecé a ver los tipos de negocios que había, poco a poco internet se transformaba para mí. Ya no solo era chat, correo y noticias. Ahora era negocios, que comprar que vender, todo lo veía negocios. Me relacione con emprendedores de todo el mundo, tuvimos y a la fecha tengo platicas por Skype sobre varios negocios y tendencias. He aprendido de ellos, y ellos de mí. Ahora todo mi entorno lo veo como negocios. Mi BUENA SUERTE no se va acabar, ya que yo mismo la cree. A diferencia de la suerte, ella se marcha tan pronto encuentre otro a quien acompañar.

 

Alex Rovira Celma en su libro habla sobre 10 reglas para tener Buena Suerte

Reglas de la Buena Suerte 

 

PRIMERA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti.

La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

 

SEGUNDA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir por ella.

 

TERCERA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre.

Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias.

 

CUARTA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio.

Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte.

 

QUINTA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

Si «dejas para mañana» la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue.

Crear circunstancias requiere dar un primer paso,.. ¡Dalo hoy!

 

SEXTA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

Aún bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega.

Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias…, pero ¡imprescindibles!

 

SÉPTIMA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo.

A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

 

OCTAVA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

Nadie puede vender suerte. La Buena Suerte no se vende.

Desconfía de los vendedores de suerte.

 

NOVENA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones.

Para que la Buena Suerte llegue, confía.

 

DÉCIMA REGLA DE LA BUENA SUERTE:

Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad.

Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre está ahí!

 

Para no hacerte la vida tan complicada abajo he colocado el libro en versión de audio para que lo escuches cuantas veces quieras. Si deseas puedes compartir esta información con todas las personas que desees.

 

 

Espero este articulo y en especial el audiolibro hayan sido de tu agrado.

Luis Descalzi

Pd: Si hoy estas aquí no es pura casualidad, es que quieres cambiar tus circunstancias.

Comments

  1. Armando Solar says:

    Gracias Luis. Ahora voy comprendiendo que yo mismo soy el que crea las circunstancias en mi vida. tienes razón al decir que no llegue aquí por casualidad, ya que yo mismo deseo cambiar mi vida y transformar mi futuro.

    Armando

  2. susana says:

    gracias luis un saludo

  3. susana says:

    gracias un saludo

  4. susanss says:

    un saludo y gracias luis

Trackbacks

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Alguna vez te ha pasado que tienes en mente un proyecto, una idea o simplemente se te ocurrió algo y de pronto te das cuenta que todos hablan de él o lo están comprando. Un ejemplo: En tu ciudad no ves muchos Mercedes Benz, y..…

Responder a susanss Cancelar respuesta

*