Cómo aprovechar un fracaso para alcanzar el éxito

Cómo aprovechar un fracaso para alcanzar el éxito. 5 preguntas que te ayudarán a lograrlo.

De acuerdo a las estadísticas, el 80% de las PYMES fracasan antes de cumplir sus primeros 5 años y el 90 % antes de los 10 años de vida. Por lo tanto, si consideras seriamente emprender un negocio debes tener en cuenta que es altamente probable (un 80 % probable hasta el año 5 y un 90% hasta el 10) que experimentes el fracaso. Es cierto que los números son fríos pero en este caso revelan una realidad, y conocerlos siempre nos pone en ventaja.

aprovechar un fracaso para alcanzar el éxito

Mirando el lado positivo, lo más importante es que ahora SABES que el fracaso es un escenario probable, y como cualquier otro escenario en los negocios, podemos prepararnos para enfrentarlo.

 

En este artículo analizaremos cómo es posible aprovechar un fracaso para alcanzar el éxito y hacer renacer nuestro negocio más fuerte que nunca.

 

¿Cuáles son algunos de los sentimientos que experimentarás al fracasar?

 

Angustia, dolor, frustración, quizás un poco de ira, entre muchos otros sentimientos negativos. Es probable que sientas que has invertido tanto tiempo y esfuerzos que ya no vale la pena hacer más nada.

 

Pero, ánimo!!. El fracaso es uno de los pasos necesarios para alcanzar el éxito. Será difícil evitar los sentimientos negativos pero debemos quitarlos de nuestra mente cuánto antes para analizar la situación y recomenzar.

 

En este artículo analizaremos 5 preguntas que ha publicado la revista online Steptacase LifeHack para ayudarnos a enfrentar el fracaso (Puedes leer el artículo en inglés aquí). Las 5 preguntas son:

 

¿Qué puedo aprender de este fracaso?

¿Qué pude haber hecho de otra forma?

¿Necesito adquirir nuevas habilidades o mejorar las que ya poseo?

¿De quién puedo obtener nuevas ideas o conocimientos?

¿Qué haré a continuación?

 

Analicemos cada una de estas preguntas para aprender a enfrentar un fracaso y alcanzar el éxito.

EXITOS-Y-FRACASOS

¿Qué puedo aprender de este fracaso?

 

Al analizar esta pregunta debemos ser constructivos pero también debemos ser críticos. La idea en esta etapa es reconstruir la situación y la serie de pasos que precedieron al fracaso. También debemos ser capaces de determinar cuáles fueron los pasos críticos o los pasos que de haberse ejecutado de otra forma no hubiera culminado en fracaso. Si de verdad queremos alcanzar el éxito en nuestro negocio debemos ser sinceros al máximo y asumir nuestros errores. Las causas externas para el fracaso son comunes, pero recomiendo dejarlas para el final en el análisis y primero recurrir a la introspectiva, recordar al respecto que el no haber estado preparados para ese factor externo puede haber sido nuestra responsabilidad.

 

Qué pude haber hecho de otra forma?

 

Esta segunda pregunta tiene que ver con un ejercicio creativo de reconstrucción de las elecciones y de las decisiones. ¿Qué otro camino podríamos haber tomado? ¿Había más opciones? Simular el curso de los acontecimientos dada otra elección pasada puede ser doloroso, o también puede ser complejo técnicamente, pero el esforzarnos por hacer esto va a desencadenar un desarrollo de nuestra capacidad para tomar decisiones y analizar alternativas, básicamente nos va a volver más creativos e inteligentes. De esta segunda pregunta tenemos que salir capacitados para enfrentar una situación similar en el futuro con éxito.

 

¿Necesito adquirir nuevas habilidades o mejorar las que ya poseo?

 

Al contestar la primera pregunta en la que reconstruimos los pasos que llevaron al fracaso, pueden haber salido a la luz debilidades de nuestra propia persona, factores internos que podemos desarrollar para ser mejores en algún campo. Nuevamente, el secreto radica en la honestidad, en entender nuestras propias limitaciones. Una vez que determinemos qué habilidad debemos desarrollar podemos proceder a buscar cursos, libros o personas que nos pueden capacitar en este aspecto. Desarrollar un plan de capacitación o de crecimiento personal podría ser adecuado, de esa forma tendremos objetivos medibles contra los que podremos contrastar el progreso obtenido.

 

¿De quién puedo obtener nuevas ideas o conocimientos?

 

Muchas veces recurrir a alguien en busca de ayuda o consejo puede interpretarse como una señal de debilidad. Pero el libro que tiene más impresiones en la historia reza el siguiente proverbio, “en la multitud de consejeros hay logro”. Recurre a amigos o colegas de confianza, aquellos que tengan ideas frescas o conocimientos especializados, y analiza la situación con ellos para rebotar ideas y llegar a conclusiones de otras cabezas sin prejuicios y abiertas. Conversar y seguir conversando sobre el tema te ayudará a meditar y ver otros aspectos que quizás habías pasado por alto. Consejo, evita personas que sean excesivamente negativas, un poco de crítica está bien, pero la idea es salir adelante y no hundirte hasta el fondo 🙂

 

Qué haré a continuación?

 

Habiendo contestado las 4 preguntas anteriores ya debes tener un panorama claro sobre todo el asunto y tendrás herramientas a la mano para determinar qué corresponde hacer a continuación. Lo clave aquí es determinar mediante algún tipo de plan, exactamente cómo vas a proceder, con objetivos medibles y con un plazo de cumplimiento en el tiempo. Ya habiendo analizado todo el asunto es momento de resetear la mente, de reprogramarse y de volver a empezar. Los grandes pensadores e innovadores han pasado por muchos fracasos y no se han rendido, te animo a buscar también historias de este tipo y a leerlas para reforzar tus sentimientos de que el fracaso puede ser una oportunidad para alcanzar el éxito.

Termino el artículo con unas palabras de Henry Ford que espero te estimulen. Adelante!!

 

Un fuerte abrazo

Speak Your Mind

*